jueves, 30 de diciembre de 2010

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Tapas de El Escolar

Estas son algunas tapas que pinté para el suplemento infantil “El Escolar” del diario El País en los años 1996, 97 y 98.
Lo que me retrotrae en el tiempo cuando yo tendría unos 9 0 10 años y mi hermano que cursaba primaria quería competir en un concurso que organizaba El Escolar. Había que hacer un dibujo y enviarlo al diario. 
El elegido sería premiado con una lapicera fuente y la clase recibiría otro regalo que ya no recuerdo. 
Lo que sí recuerdo es a mi hermano pidiéndome que le dibujara nuestro caballo blanco –teníamos un hermosos tordillo- y así lo hice. Mi hermano lo firmó, llenó el cupón con sus datos y lo envió al suplemento.
Ya me había olvidado del tema cuando una tarde vino contentísimo con el suplemento para mostrarme la página donde estaba impreso el caballo con el nombre del ganador que por supuesto era mi hermano. Cuando la maestra lo invitaba a hacer un dibujo para que los demás compañeritos vieran su habilidad por el dibujo, él decía que en el pizarrón no le salía y que le gustaba dibujar solo, que nadie lo mirara…
Así “publiqué” mi primer dibujo en El Escolar, aunque nadie se enteró hasta hoy. 
Yo sentía una fascinación muy grande por ese suplemento a colores y lo coleccionaba toda vez que podía, porque en casa no se compraban diarios, que traía hermosas ilustraciones, historietas a toda página y a todo color como “Lance” del genial Warren Tuff, Tuno, el perrito de la factoría de Disney y muchas más que me quedaron grabadas en mi mente. 
Veía las firmas e ilustraciones de los dibujantes como Omar Abella, José Lupinacci, José Rivera, Douglas Cairolis, Alberto Monteagudo y otros que no recuerdo, pero que quedaron grabados sus estilos en mi retina, sin imaginar que un día yo también estamparía mi firma en ese prestigioso suplemento, inspirado por un maestro del que poco se acuerdan: Emilio Cortinas.Cuando cursaba el liceo, hicimos un viaje hasta el diario y tuve una hoja central de ese suplemento, recién salida de las máquinas. El dibujo mostraba una serie de aviones  hechos por Cairolis.

En la etapa en que me tocó colaborar, el suplemento hacía años que no se publicaba y me explicaron que iban a hacer una prueba, si se conseguía publicidad y el público respondía, seguiría. En caso contrario, se cerraba. Por eso solo contrataron a dos dibujantes: Casalás y yo. Casalás pintaría las tapas y haría algun dibujo en su estilo humorístico, mientras que a mí me pidieron ilustraciones históricas, que es uno de mis “fuertes”. Así salió de nuevo El Escolar, pero a poco me volvieron a llamar para pedirme que me encargara de pintar las tapas porque las que hacía mi colega no les gustaba. Como nunca quise quitarle el trabajo a nadie y menos a un colega que se gana su pan honradamente, acordamos en que yo haría una o dos por mes, de carácter serio (eran cuatro por mes), pero que él siguiera con su estilo en aquellas tapas que así lo requirieran. Y así pinté muchas, hasta mi alejamiento en 1998, cuando el suplemento “cambió de manos”.
Hubo otros colegas amigos que me pidieron si podía interceder para publicar sus dibujos y yo los envié y así publicaron Salvatore y Dirón. Otro que tuvo su oportunidad de pintar tapas fue Gerardo Fernández.

Por publicar en dicho suplemento tuve un desencuentro con el dueño de Charoná, Sergio Bóffano, que se me quejó de que yo pintaba demasiado bien las tapas para esa empresa que él consideraba su competencia y no lo hacía para su revista, ya que yo también pintaba las tapas de Charoná. 
En El Escolar, en esa época donde estuvo Laurenzano junto a Botana haciendo dicho suplemento me trataron con mucho respeto y me daban toda la libertad para encarar los temas y me pagaban muy bien. 
En Charoná "me trataban bien", pero el pago se complicaba y había que "negociar demasiado" por algo que valía más de lo que yo pedía, y eso me cansaba, así que “según me pagas , así te pinto”- decía y hacía yo.
Técnica: lápiz grafito negro, tinta china , tintas eccoline y aerógrafo.

Técnica: Témpera

Técnica: Lápiz grafito negro, tintas eccoline, aerógrafo

Técnica: Aerógrafo , tintas de colores, acrílicos.

Técnica: Óleo

Técnica: Lineal a tinta china y pintado en photoshop 


martes, 28 de diciembre de 2010

Feliz Año Nuevo!

A todos los internautas que visitan mi blog, les deseo un buen 2011!
Cordialmente william gezzio

lunes, 27 de diciembre de 2010

Chistes varios


De los cientos de chistes dibujados que tengo en el altillo de mi casa, pongo solo algunos que se publicaron en varias revistas y suplementos de humor.




Otro de mis seudónimos usados cuando buscaba un estilo distinto: "Claro".









Seudónimo: "Lito", para seguir buscando otro estilo.



"Sipa", seudónimo que usé cuando tuve líos con El Día porque dibujaba para El Dedo. Ya es historia.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Parletti y el Canilla Libre


Allá por mediados de 2004 me telefoneó Enrique Ardito para pedirme si podía sustituirlo por un mes en La República así él se tomaba su licencia anual. Como ya había conseguido quien le dibujara a “Viviana y Yamandú”, que fue Gerardo Fernández con guiones de Enrique, yo tendría las otras 2 tiras cómicas. Le dije que sí pero quería publicar mis personajes “Nicolás Parletti” y “el Canilla Libre”, ya que diferimos bastante en estilo y cambiaría mucho su “Recién Cansados” y “Don Jubileo”. Nos pusimos de acuerdo y se publicaron desde fines de 2004 hasta enero de 2005 cuando se reintegró Ardito. En el dibujo cómico la diferencia de estilo puede perjudicar cualquier proyecto y Ardito tenía y tiene sus seguidores, lo que me costó una carta enviada al diario, de alguien molesto por el cambio de tiras. Enrique respondió con otra carta en mi defensa, que se publicó en el diario, pero era evidente que después de tantos años (16) que Ardito publicaba allí, los lectores tenían su preferencia fijada en su estilo naif, -que me gusta mucho-, también lo que hizo en “Viviana y Yamandú” cuando se encontraba inspirado. Lo asimilo a un dibujante americano : Fran Matera que dibujó la tira diaria “Steve Roper”. También recibí “palos” por cómo encaro “Viviana y Yamandú”, pero lo asumo a esa diferencia de estilos y a la permanencia en el diario, ya que lo mismo sucedería si Ardito me hubiese sustituído a mí, después de tantos años de dibujar las tiras. Pero como dice la frase popular: “Que hablen mal de uno, lo importante es que hablen”…













Mi personaje inolvidable

Si tuviera que elegir un personaje creado por mí, sin duda alguna sería Bombón, porque “nació” en una etapa fructífera de mi vida profesional y fue en El Día de los Niños, la mejor fragua que tuve como dibujante. Así es que cada tanto, para que siga “viviendo” aunque no se publique en ningún lado, lo saco del cajón de mis mejores recuerdos y lo dibujo…