viernes, 13 de diciembre de 2013

De "El Día de los Niños", suplemento infantil del diario El Día.

Cuando el tema que yo le presentaba al director, le parecía interesante me daba más páginas para desarrollar una historieta.
  Por lo general y siendo un suplemento de pocas páginas, 16 dobles; que había que repartir entre temas que ya venían editándose y otros que colincidían con el curso escolar, lo estipulado para la historieta era de hasta dos páginas por cada dibujante. Cuando Rivera dibujó las de "Paloma y Pequitas" le dieron dos por semana, lo mismo que cuando hizo "Pepe Ñandú" que terminé haciéndome cargo yo de ellas por cansancio de José.   Después a Barreto le asignaron dos por su "Poderoso Halcón" y dos a Lemos por "Rocco de las islas". Cuando Cristina Cristar podía y quería, dibujaba su personaje indio, también en dos páginas.
  Pero yo venía haciendo una serie: "Hechos" que había tenido mucha aceptación y cuando llevé el guión del viaje de Darwin en el Beagle, me asignaron ¡12!, comenzando las dos primeras en páginas centrales y a todo dolor. Por desgracia se me han extraviado los originales de color, porque como ya comenté enteriormente debíamos hacerlos por separado y muchas veces, cuando volvía el sobre con los dibujos del taller, faltaba algo que supongo se traspapelaría por algun cajón.
  A José Rivera le pasó muchas veces con los originales de las tapas,  bellezas pintadas a mano y a la témpera, que era el material que más empleábamos.Opacidad y secado rápido, pero un poco difícil de dominar hasta que luego se hacía insustituíble. Yo la cambié por el acrílico, cuando apareció en el mercado. Aunque usé la acuarela, los lápices de colores y las tintas eccoline.
  Por falta de las separaciones de color, subo los originales en blanco y negro que rescaté del fondo de unas cajas. Esa vez, hube de dibujar hasta la letra porque no me gustaba cómo quedaba la tipografía del diario.