Google+ Badge

lunes, 21 de mayo de 2012

Dibujantes olvidados

Celmar Poumé
Celmar fue un gran bohemio, generoso con sus amigos y tenía el sueño de juntarnos a todos los dibujantes en un gran sindicato, donde proteger nuestras obras. Logró realizar la "Primera Muestra de la Historieta Uruguaya", allá por el lejano 1972, dando a conocernos a los visitantes que veían nuestros dibujos en la prensa y en las revistas, pero no nos habían visto en persona. No había Cosplay todavía. Era todo nuevo en un Montevideo chato y gris, y la idea al principio parecía utópica, pero él logró con fuerza, tesón y mucho empeño, convencer a las autoridades de la intendencia para que le cedieran el espacio del Subte municipal, y después a los dibujantes, que por lo general no nos distinguimos por ser muy exponenciales, salvo raras excepciones, obvio.
Si hoy viviera, estoy seguro que acompañaría loco de contento a los jóvenes dibujantes en sus nuevas formas de expresión.
Por lo que fue y nos dejó, es que le pedí a nuestro gran amigo y periodista Pablo Dobrinin que escribiera un artículo para mi revista "Balazo", que por razones ya conocidas, se lo hizo a su hijo.








Dibujos humorísticos