jueves, 18 de agosto de 2016

Un dibujante que ya no dibujará más.

Se ha ido en silencio mi amigo y colega: Héctor Reinna, siempre manteniendo un bajo perfil. Entrañable dibujante de la época dorada de la historieta, en ambas orillas del Río de la Plata. Cuando miles de revistas de todo tipo, abarrotaban los kioskos y la juventud de entonces soñaba con ser uno de esos dibujantes, Reinna llenaba páginas para las revistas de Torino y luego fue ayudante de un grande: Joao Motini.
A pesar de su edad, que ya pasaba los 80, seguía dibujando ayudado con la computadora y enviando sus dibujos muy originales al blog de la Duendes Historieta Patagónica. También enviaba a mi blog y a mis revistas, donde colaboró en mi revista Balazo, manteniendo una fluída correspondencia digital.Tal vez por haber sido un hombre modesto, casi nadie lo conozca, pero sí sería de justicia que los colegas argentinos le rindan el homenaje que se merece, tanto como a otros que también nos dejaron y fueron tan merecidamente encumbrados luego de su deceso.