Google+ Badge

jueves, 1 de julio de 2010

Una Quimera de historietas



Diseño de portada de Alejandro Colucci sobre un dibujo de Daniel González.
Este primer número fue con 48 páginas más tapas.

Un sueño convertido en quimera
Estábamos empezando el siglo 21 y las pocas “revistas” y fanzines de historietas uruguayas se iban esfumando lentamente en el letargo de este Montevideo que no dejaba volar a sus dibujantes por sus propias alas…Y apareció  Quimera a mover las estancadas aguas, dando un poco de oxígeno para seguir creyendo que podíamos tener una propia historieta, a pesar de los mil y un problemas que se presentan a la hora de hacer una revista.
Pero Quimera era dependiente del diario La República, lo que significaba una amplia difusión en capital y el resto del país, que de otra manera no se podía obtener y además y muy importante, se pagaron los trabajos de los que intervinimos en los siete números que duró.
Reportaje de Rodolfo Santullo realizado a varios dibujantes por su opinión de si se podía editar comics en Uruguay.




 Currícula de Quimera
Su mentor y esforzado editor, Enrique Ardito me contó que -“ El nombre Quimera era muy adecuado, tanto para una revista como para cualquier otro tipo de empresa (quimérica, claro) por eso mi previsión de agregarle: "el comic uruguayo" o "el comic nacional". 
Pero resultaba muy general y remanido para las primeros "socios" que convoqué en la etapa de planificación de
 la revista. El nombre definitivo provino de nuestra necesidad de ver una revista de comics como hubieramos querido que fuese una publicación profesional, o lo más
 profesional posible, dentro de lo que se puede aspirar en nuestro pequeño y
 mezquino en oportunidades paisito".
El otro "dreamer" y encargado del primer diseño y armado del proyecto, fue Gustavo Cortazzo que junto a Ardito les insumió casi tres frustrantes años reunir el material.Hay que agregar que Ardito seguía dibujando sus cuatro tiras diarias en La República...
Sigue contando Enrique: 
–“Daniel González fue el más demorón. No salíamos a buscar editor por esperarlo; es que valía la pena la
 historieta "Inspector Ordóñez" con guión de Carlos Pais, ya muy avanzada.
 Pero él, muy perfeccionista, necesitaba "documentación" para los
 últimos cuadros y eso lo trancaba.” 
Doy fé de ésto, porque un día que fui de visita a casa de Daniel y me mostró la historieta, todavía no tenía resuelto el cuadro donde aparece el hospital italiano y me dijo que debía ir a fotografiarlo y le faltaba tiempo. Daniel hacía otros trabajos para agencias que le quitaban tiempo para la historieta.
 La solución la cuenta Ardito:- “La cosa se resolvió de manera inusitada: en un "Montevideo Comics", la novia de Dani, al oirme expresar mi admiración en público por Daniel desde
 una mesa de invitado, luego de la charla, me dijo:-"Dejámelo por mi
 cuenta que yo hago que te la termine" y así fue, Daniel liquidó el laburo
 como por arte de magia y nos lo entregó".
A mí Enrique me invitó por teléfono si quería unirme a  la aventura, ya que tenía un guión y creía que yo se lo podía hacer ya que eran solo tres páginas. Yo venía del “duelo” de cerrar Balazo y mis otras revistas y no andaba con muchas ganas de meterme en otro lío, pero quedó claro que solo iría como dibujante. Así que hice la historieta que salió en el primer número, pero después Enrique me pidió que asistiera a las reuniones donde se hablaría de cada número.
Debo confesar que yo prefiero estar horas en mi tablero porque estoy en mi lugar donde me siento a mis anchas, nunca en reuniones donde los discursos bizantinos me hacen perder la poca paciencia que me queda. Por mi amistad con Enrique y para no desairarlo, fui asistiendo a todas y más me convencía que mi lugar era el tablero de dibujo.
Pero viendo la historia desde la perspectiva que da el tiempo, creo que se hizo algo muy bueno y que tuvimos mucha suerte en estar todos juntos en Quimera. 

El collage de portada y el color es de Inés Pera


Este número nos dejó boquiabiertos por sus 112 páginas más tapas. Se publicó la historia de la tira de "Viviana y Yamandú" que cumplía 12 años escritas y dibujadas por Ardito, con una aventura completa y reseñas de otras.
En los editoriales se puede hacer un seguimiento de como iba marchando la revista.


La portada se hizo sobre un dibujo de Leandro Moura, coloreada por Virginia Beloqui. La revista tenía 40 páginas más tapas.

Esta revista tenía 48 páginas más tapas. Y la portada fue dibujada por Leandro Moura, con el color u el diseño de Inés Pera.

La portada está pintada por mi (ilustración que se adecuaba a la historieta sobre piratas escrita por Santullo que dibujé)La revista bajó a 32 páginas más tapas, por ser semanal.


La portada la ilustré yo.Se mantuvieron las 32 páginas interiores.


Esta última tapa fue hecha por Calero.