jueves, 31 de marzo de 2011

Mis queridos personajes

Como nació Santos Cruz
Luego de la reunión de los lunes, cuando nos juntábamos en El Día para hacer el suplemento de los niños, Eduardo Barreto me dijo si quería acompañarlo a las oficinas de una nueva revista que había visto en los quioscos de nombre "Andresito". Nos combinamos para el día siguiente y munidos de dibujos (Eduardo con las páginas de "El Poderoso Halcón" y yo con una página de un personaje gauchesco que no había publicado aún de nombre "Nazareno Lanza")nos presentamos en la oficina donde hacían la revista, que para ser sincero, debo confesar que era de calidad, papel y diseño mediocres, pero era lo que había y nosotros queríamos publicar. Lontana gioventù! Sus directores eran Sergio Boffano padre y Juan José Ravaioli (que luego editarían Charoná). Nos hicieron pasar de a uno y cuando me tocó, un adusto y de ceño fruncido Boffano miró la plancha que le presenté.
Me dijo que le gustaba y si podía hacerle una aventura completa para su revista, unas 15 o 20 páginas y que cuando las tuviera prontas se las llevara.
Eduardo le había negociado unas 12 del Poderoso Halcón, pero viendo que el pago era magro, le dijo que rearmaría las tiras que ya tenía dibujadas, lo que Bóffano aceptó.
Como Eduardo siempre trabajó febrilmente, a los pocos días le llevó toda la historieta completa y se la publicaron enseguida. No me acuerdo si las cobró.
Mientras tanto, yo dibujaba mi gaucho y cuando llegué a la página 16 lo dí por terminado, dejando un final abierto. Le había cambiado el nombre al personaje por "Santos Cruz".
Y con todo aquél bagaje de dibujos enormes (dibujábamos al doble de lo publicado) me llegué hasta la oficina, pero...¡estaba cerrada! Un cartel enorme de "Se alquila" me dio la pauta que la revista había expirado...
Intenté dar con alguno de los directores y pude hablar por teléfono con Boffano que me pidió disculpas por no avisarme, a lo que le respondí qué hacía yo con todo el trabajo pedido por él!
¿Quién me lo pagaba? Luego de hacer una larga pausa me dijo que no me preocupara que el próximo año, se haría cargo de otra revista para niños y que mi historieta iba a ser publicada y pagada.
Pero debía llevarle los originales así los veía y ya la ubicaría en la nueva edición.
Como ya tenía un mes de trabajo perdido que fue el tiempo que me llevó hacer todo esa historieta, se lo llevé a la dirección indicada y se lo entregué. Le gustó mucho y luego de felicitarme me volvió a decir que el año próximo integraría la nueva revista que se llamaría Charoná.Y así sucedió. No publiqué en Andresito que tuvo "corto vuelo", pero me integré a Charoná donde anduve por casi 40 años dibujando.












Como los originales son muy grandes y no entraban en mi scanner, los he cortado digitalmente. Verán en ese estilo que utilicé para esa historieta reminiscencias del gran chileno Arturo Del Castillo, principalmente en su tramado manual, pero lo demás me inspiré en nuestro campo uruguayo, en mi memoria y en algunas fotografías. La técnica es de pluma y pincel en este caso.
Esta primera historia la corto acá por el espacio que toma, pero está íntegramente publicada, aunque muy chica en el librillo que Arca me publicó con todas las aventuras completas, unas 102 páginas más o menos, porque después que se terminó de publicar esta historieta, Boffano me siguió pidiendo más aventuras de Santos. Por lo que tuve que emplear el pincel casi exclusivamente porque debía hacer dos páginas de Santos semanales, dos de Charoná, una tapa a color, además de todo el trabajo que mantenía en El Día de los Niños. (Por eso debe ser que me duele la espalda y la vista se me ha acortado)¡Pero que me quiten lo dibujado!

1 comentario:

Talthec dijo...

REALEMNTE MUY BUENO!!!LOS AMBIENTES Y CONTRASTES DE LUZ Y SOMBRA SON MAGISTRALES!