lunes, 11 de abril de 2011

Carátulas de El Escolar




Con esta ilustración me sucedió un incidente que no puedo olvidar por lo ridículo y racista. Cuando ilustraba para El Escolar y pintaba las tapas, me llamaban por teléfono y me pasaban el tema. Luego, con total libertad, lo dibujaba y pintaba. No había tenido ninguna desaprobación en los muchos años que estuve ilustrando, por el contrario, recibía felicitaciones por mis trabajos. Pero con esta tapa me pasó que me llamó uno de los que coordinaba el suplemento, luego de salir publicado y me increpó, criticándome los chicos que había pintado, que eran feos y que ¡cómo había puesto un perro en la escena, todo mojado arriba del diario que se veía que era el diario El País!, cuyo suplemento era el que yo ilustraba. Le respondí que los chicos eran tal cual la vida real, porque eran mis modelos, pero que los próximos los pintaría rubios y hermosos si le parecía, a lo que me contestó que sí, que cambiara la fisonomía de los chicos. Y así lo hice en otras carátulas...Para mí es una hermosa ilustración plenamente realizada que pinta un momento de la vida misma de los vecinitos que yo tenía como modelos. Por supuesto que no se los dije nunca a ellos...


No hay comentarios: